A nivel internacional, el derecho de los pueblos indígenas a participar en procesos de adopción de decisiones sobre cuestiones que tienen un impacto directo en sus vidas y futuro sigue siendo una ardua batalla, incluyendo el problema de superar barreras de políticas y procedimientos para su efectiva participación. Un considerable número de organizaciones de las Naciones Unidas y otras instituciones multilaterales consideran los derechos de los pueblos indígenas una cuestión marginal dentro de sus mandatos generales. Muchas de las políticas y programas que directamente afectan a derechos y el bienestar de los pueblos indígenas se desarrollan e implementan sin mucha consideración por los mismos ni teniendo en cuenta estándares internacionales de derechos humanos relativos a pueblos indígenas.

Por tanto, se evidencia una necesidad acuciante de asegurar que las voces de los pueblos indígenas se continúen escuchando y que la comunidad internacional preste especial atención a su situación. Es también crucial que los pueblos indígenas sigan teniendo la capacidad de utilizar de manera efectiva el sistema internacional de derechos humanos para obtener reparación por violaciones de derechos humanos, especialmente hoy en día, en un mundo COVID-19, donde la pandemia no permite celebrar reuniones físicas que ofrecen un espacio para acceso informal a responsables de toma de decisiones y, por consiguiente, se limitan las oportunidades para ejercer influencia.

Aunque IWGIA ha trabajado ampliamente durante décadas para fortalecer el foco de organismos internacionales en los derechos de los pueblos indígenas, aún hay más que hacer. Si bien daremos continuidad a esta importante labor, la gobernanza global de IWGIA también busca acometer uno de los mayores desafíos afrontados por los pueblos indígenas: asegurar respeto y protección de sus derechos a nivel nacional. Se constata falta de rendición de cuentas de muchos Estados por sus obligaciones y compromisos internacionales en materia de derechos humanos con respecto a los derechos de los pueblos indígenas, incluyendo la sistemática desconsideración de recomendaciones realizadas por instituciones y mecanismos internacionales y regionales de derechos humanos.

Creemos que medidas más decididas son necesarias urgentemente para garantizar la rendición de cuentas de los Estados con respecto a sus obligaciones y compromisos internacionales de derechos humanos relativos a los derechos de los pueblos indígenas. Potenciaremos nuestros esfuerzos para promover iniciativas de involucramiento de múltiples partes a nivel nacional, regional e internacional encaminadas a supervisar y realizar seguimiento de recomendaciones formuladas por mecanismos internacionales y regionales de derechos humanos. 

ÁREAS FOCALES ESTRATÉGICAS (2021-2025)

Documentar: para elevar el acceso de los pueblos indígenas a justicia y reparación por violaciones de sus derechos, elaboraremos documentos e informes de derechos humanos basados en pruebas con el fin de presentarlos ante mecanismos internacionales y regionales de derechos humanos. La documentación producida también será una herramienta clave para que los pueblos indígenas incrementen su participación y contribución a procesos mundiales de adopción de decisiones, particularmente en relación con el monitoreo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, derechos de mujeres indígenas y medidas de acción climática.

Reivindicar: llevaremos a cabo iniciativas de promoción y defensa junto con nuestras contrapartes y aliados a nivel nacional, regional e internacional, especialmente en eventos de organismos y mecanismos de derechos humanos de la ONU, así como también aquellos de instituciones regionales de derechos humanos, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los pueblos. Aplicaremos un “enfoque de caja de herramientas” con el fin de apoyar a las contrapartes indígenas en el uso de un conjunto de estratégicos mecanismos internacionales de derechos humanos y procesos mundiales para promocionar y defender sus derechos, encaminado a aumentar la rendición de cuentas de los Estados por la protección de los derechos de los pueblos indígenas. Asimismo, buscaremos medidas más decididas para garantizar que no se deja atrás a los pueblos indígenas en la revisión e implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, asegurando su inclusión y contribución en la elaboración de planes nacionales de acción, revisiones de los Estados y estrategias regionales.

Empoderar: potenciaremos la capacidad y conocimientos de los pueblos indígenas para participar en procesos mundiales de toma de decisiones que afectan a sus vidas y futuro, así como también para utilizar de manera efectiva mecanismos de derechos humanos con el fin de obtener reparación por violaciones de derechos humanos. Por lo cual, será esencial demandar y facilitar la plena y efectiva participación de los pueblos indígenas en todos los niveles de adopción de decisiones que conciernen a sus derechos e intereses.

STAY CONNECTED

Sobre nosotros

El Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA) es una organización global de derechos humanos dedicada a promover, proteger y defender los derechos de los pueblos indígenas. Conócenos

 

 

Mundo Indígena

Nuestro anuario, El Mundo Indígena, ofrece un informe actualizado de la situación de los pueblos indígenas en todo el mundo. Descargar El Mundo Indígena

Contáctanos

Prinsessegade 29 B, 3er piso
DK 1422 Copenhague
Dinamarca
Teléfono: (+45) 53 73 28 30
Mail: iwgia@iwgia.org
CVR: 81294410

Informar posible mala conducta, fraude o corrupción

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto