• Pueblos indígenas en Etiopía

    Pueblos indígenas en Etiopía

    Etiopía es el hogar de una gran diversidad de personas que hablan más de 80 idiomas. Aún así, Etiopía no tiene legislación que proteja o aborde los derechos de los pueblos indígenas.

Etiopía

Etiopía no tiene una legislación nacional que proteja a los pueblos indígenas. Etiopía no ha ratificado el Convenio 169 de la OIT, ni estuvo presente durante la votación de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas en 2007.

Las obligaciones de Etiopía bajo los mecanismos internacionales de derechos humanos que han sido ratificados, la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial - sigue sin cumplirse.

Los pueblos indígenas de Etiopía representan una proporción significativa de la población estimada de 95 millones de habitantes del país. Alrededor del 15% son pastores y agricultores sedentarios que viven en las tierras bajas. Las comunidades cazadoras-recolectoras incluyen a Majang (Majengir) que vive en el bosque y la gente agro-pastoralista Anuak que vive en la región de Gambella.

En Etiopía se hablan más de 80 idiomas, y la mayor diversidad se encuentra en el sudoeste. Los dos tercios de la población hablan amhárico, oromo, tigrinya y somalí.

Principales desafíos para los pueblos indígenas en Etiopía

Los pastores de Etiopía viven en tierras que, en los últimos años, se han convertido en el tema de gran demanda de los inversores extranjeros. Se cree que Etiopía tiene la mayor población ganadera de África, una gran parte de la cual se concentra en las comunidades de pastores que viven en tierras que, en los últimos años, se han convertido en el tema de gran demanda de los inversores extranjeros (acaparamiento de tierras). Este acaparamiento de tierras, una política del gobierno que arrienda vastas tierras fértiles a empresas extranjeras y nacionales, continúa afectando negativamente a los pueblos indígenas.

El gobierno considera que su política de inversión en tierras es importante para maximizar la utilidad de la tierra mediante el desarrollo de tierras "subutilizadas" en las tierras bajas. No obstante, las tierras seleccionadas son la fuente de sustento de unos 15 millones de pueblos indígenas: pastores, pequeños agricultores y cazadores-recolectores, cuyos derechos consuetudinarios sobre la tierra se violan constantemente.

La política etíope de aldeización, una política para el reasentamiento de personas en aldeas designadas, también ha obligado a los pueblos indígenas a reubicarse. Aunque la villagización está diseñada para proporcionar "acceso a infraestructuras socioeconómicas básicas" a las personas que se reubica, los recursos proporcionados por el gobierno han demostrado ser insuficientes para sustentar a las personas en las nuevas aldeas. El acceso de los pueblos indígenas a la atención médica, así como a la educación primaria y secundaria sigue siendo inadecuado.

Los pueblos indígenas en las regiones de Gambela y el valle inferior de Omo se han visto afectados por la política de inversión extranjera y arrendamiento de tierras y el programa de aldeización del gobierno.

Conflicto en Gambella

Desde mediados de la década de 1990, la región de Gambella en Etiopía fue testigo de combates entre facciones y violencia intercomunitaria entre los anuak y los nuer, principalmente por los recursos y por razones socioculturales.

El aumento de las tensiones étnicas entre los Anuak y los nuer se alimenta de la frontera porosa entre Sudán del Sur y Etiopía. Gambella ya alberga a unos 330.211 refugiados de Sudán del Sur, debido al conflicto en curso en el país, que sigue desplazando a las personas dentro del país y obligándolas a ingresar a los países vecinos. Etiopía es actualmente el segundo país receptor de refugiados de Sudán del Sur, la gran mayoría de los cuales han encontrado refugio en Gambella.

Junto con el aumento de la población Nuer, las tensiones y la violencia se han intensificado con las comunidades Anuak por reclamos de tierras tradicionales y acceso a puestos de trabajo. Los derechos de uso de la tierra en Gambella siguen siendo polémicos.

El Mundo Indigena 2020: Etiopia

Los pueblos indígenas de Etiopía constituyen una proporción importante de la población del país, estimada en 105 millones de habitantes. Alrededor del 15% son pastores y agricultores sedentarios que viven en todo el país, en particular en las tierras bajas de Etiopía, que constituyen alrededor del 61% de la masa terrestre total del país. También hay varias comunidades de cazadores-recolectores, incluidos los pueblos forestales Majang (Majengir) y Anuak, que viven en la región de Gambela.

Continuar leyendo

Mundo Indígena 2019: Etiopia

Los pueblos indígenas de Etiopía componen una parte considerable de la población estimada del país de 95 millones de habitantes. Alrededor del 15% son pastoralistas y agricultores que viven repartidos por todo el territorio, particularmente en las tierras bajas que constituyen el 61% de la superficie total del país.

Continuar leyendo

Sobre nosotros

El Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA) es una organización global de derechos humanos dedicada a promover, proteger y defender los derechos de los pueblos indígenas. Conócenos

 

 

Mundo Indígena

Nuestro anuario, El Mundo Indígena, ofrece un informe actualizado de la situación de los pueblos indígenas en todo el mundo. Descargar El Mundo Indígena 2020

Contáctanos

Prinsessegade 29 B, 3er piso
DK 1422 Copenhague
Dinamarca
Teléfono: (+45) 53 73 28 30
Mail: iwgia@iwgia.org
CVR: 81294410

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto