Mundo Indígena 2019: Marruecos

Los pueblos amazigh (bereberes) son los pueblos indígenas del norte de África, y hablan principalmente tamazight. El censo más reciente de Marruecos (2016) estimó que la cantidad de hablantes de tamazight alcanzaba el 28 % de la población o unos 10 millones de hablantes.

Sin embargo, las asociaciones amazigh cuestionan este dato fuertemente y reivindican, en cambio, un porcentaje de entre 65 y 70 %. Ellos estiman que la población de habla amazigh bien podría ser de 20 millones en Marruecos y de alrededor de 30 millones en todo el norte de África y el Sáhel.

Los amazigh crearon una organización llamada “Movimiento Cultural Amazigh” (MCA) para defender sus derechos. Se trata de un movimiento de la sociedad civil basado en los valores universales de los derechos humanos. Actualmente hay más de 800 asociaciones amazigh establecidas en todo Marruecos.

El sistema administrativo y jurídico de Marruecos ha sido altamente arabizado, y la cultura y la forma de vida amazigh se encuentran bajo presión constante de asimilación. Durante muchos años, Marruecos ha sido un estado unitario con una autoridad centralizada, una sola religión, un lengua única y la marginación sistemática de todos los aspectos de la identidad amazigh. La Constitución de 2011 reconoce oficialmente la identidad y la lengua amazigh. Esto tiene el potencial de ser un paso muy positivo y esperanzador para el pueblo amazigh de Marruecos. Lamentablemente, la aplicación oficial aún está pendiente de la promulgación de la ley orgánica que establezca la normativa sobre la implementación oficial del tamazight, así como los métodos para su integración en la enseñanza y en la vida cotidiana como lengua oficial. Aún no ha comenzado el trabajo para armonizar el arsenal jurídico con la nueva Constitución, ni se han dado pasos para la implementación de ésta.

Marruecos no ha ratificado el Convenio 169 de la OIT y no ha votado en favor de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (DNUDPI).

Aplicación del reconocimiento oficial de la lengua amazigh

Alo largo de 2018 hubo pocos cambios respecto al uso del tamazight como lengua oficial. El Comité de Enseñanza, Cultura y Comunicaciones del Parlamento sigue obstruyendo el proceso sobre la ley orgánica que debe establecer la normativa para la implementación oficial de la lengua amazigh, aunque su revisión ya se haya completado. Se esperan modificaciones sustanciales de esta ley, pero es difícil alcanzar el consenso dentro del Comité. Dadas las enormes diferencias entre los miembros del Comité, se ha llegado a informar en varias ocasiones de que la ley había sido adoptada. Los miembros del partido islámico en el poder siguen mostrándose hostiles respecto al uso generalizado del tamazight en la esfera pública. Según Ahmed Boukous, vicerrector del Instituto Real de la Cultura Amazigh (IRCAM), “existen varias razones posibles para que esta ley no se promulgue. La más plausible es la falta de voluntad política tanto por parte del gobierno como del poder legislativo. De hecho, el uso generalizado del tamazight no sería acogido favorablemente por sus miembros actuales, ya que no están de acuerdo con este enfoque”.1

El presidente de la Cámara de Representantes, Habib El Malki, cree que será necesario llegar un consenso sobre esta importante legislación para que pueda ser ratificada.2 El proyecto de ley prevé el uso del tamazight en varias áreas de la vida pública (enseñanza, legislación, parlamento, medios de información y comunicación, cultura, arte, administración, servicios públicos, justicia).

Dada la situación actual, la promoción del idioma amazigh no será de momento posible. Otro problema importante es que cualquier otra ley que se adopte antes de que se promulgue esta ley orgánica, no será compatible con ella ya que no tendrá en cuenta su aplicación. Por tanto no estarán en armonía y esto creará aún más dificultades en cuanto a la implementación del tamazight como lengua oficial de Marruecos.

Enseñanza de la lengua amazigh: pequeños pasos y una enorme dedicación

Sin la ley orgánica que pone en práctica el estatus oficial de la lengua amazigh, su enseñanza en las escuelas queda a merced de las interpretaciones de los directores, de acuerdo con sus opiniones y convicciones personales. Si bien las competitivas pruebas de acceso al ciclo preparatorio de la enseñanza primaria y secundaria incluyen la opción en tamazight, algunas escuelas requieren posteriormente que los profesores hablantes de lengua amazigh enseñen lengua en lugar de su especialización, dando a los alumnos la impresión de que el tamazight no es una prioridad dentro del sistema educativo.

Llama la atención el caso de un profesor de la región de Dakhla, en el sur de Marruecos, que se ve obligado a enseñar lengua a pesar de no haber sido formado para ello. Organizaciones amazigh denunciaron esta actitud discriminatoria.3 Esto llevó al primer ministro Saadeddine Othmani a expresar ante el Parlamento su desacuerdo con esta práctica y asegurar a los maestros que las escuelas deben respetar sus especializaciones.4 Según un artículo sobre el nuevo año escolar 2018:

En cualquier caso, la enseñanza de este idioma no sufrirá ningún cambio durante este año escolar. Además, los activistas amazigh y el Instituto Real de la Cultura Amazigh deberían dar la voz de alarma pidiendo la implementación de las disposiciones constitucionales; pero hasta que la ley orgánica sobre la oficialización de la lengua amazigh no sea ratificada por el poder legislativo, la situación seguirá estancada. El texto prevé una generalización progresiva de la enseñanza de tamazight a todos los cursos a lo largo de 15 años (...) El vicerrector del IRCAM, Ahmed Boukous, defiende la promoción de la enseñanza de lenguas extranjeras de la misma manera que las nacionales, a saber, el árabe y el tamazight.5

El problema de los nombres amazigh

El problema de las oficinas de registro que se niegan a reconocer los nombres amazigh es constante, aunque actualmente se están observando menos casos. Sin embargo, todavía se dan casos aislados de mala conducta. Una vez más, el registro civil de Casablanca se negó a registrar a un bebé recién nacido con el nombre de “Amnay” (“Jinete” en español). Esto sucedió en el distrito de Sidi Moumen, bajo la Prefectura de Sidi Bernoussi, según informa el periódico Assabah en su número del jueves 11 de enero. La negativa a registrar este nombre provocó la ira de numerosos actores de la sociedad civil, en particular activistas de derechos humanos. Estos hablaron de “discriminación racial contra los amazigh”, según señaló Assabah. Y, en una carta enviada al Jefe de Gobierno y al Ministro del Interior, la Federación Nacional de Asociaciones Amazigh (Fédération nationale des associations amazighes) denunció la “persistencia de la discriminación racial en Marruecos”, enfatizando que esta prohibición es un acto “abusivo e injustificado”. 6

El Ministerio del Interior emitió rápidamente un comunicado de prensa explicando que las investigaciones realizadas:

Demostraron que los nombres elegidos por los ciudadanos no constituyen el motivo del rechazo a registrar los nacimientos, sino que las negativas se deben a la falta de cierta documentación necesaria o a una solicitud de aplazamiento para permitir la consulta, de conformidad con las disposiciones legales y procesales vigentes.7

De hecho, en comparación con el año anterior, este problema parece haber sido resuelto por el gobierno; solo quedan unos pocos empleados del registro civil que no siguen las directrices del Ministerio del Interior sobre este asunto.

La cuestión de la tierra, un problema cada vez más grave

El problema de la tierra se remonta a la época del protectorado francés en la que los amazigh fueron desposeídos de sus tierras. Tras la independencia de Marruecos los amazigh no recuperaron sus tierras y el problema sigue sin resolverse.

A pesar de las instrucciones del Rey Mohamed VI para revisar la problemática cuestión de las tierras en Marruecos, particularmente las tierras comunales, el problema es cada vez más grave debido a la actitud del Alto Comisionado para el Agua y los Bosques, que ha iniciado un procedimiento para demarcar tierras sin llevar a cabo ninguna consulta previa con la población. Esto ha provocado la indignación de la población indígena, sobre todo en la región de Souss en el sur de Marruecos. Una vez demarcada la tierra, la población ya no tendrá derecho a acce-

der a los pastizales y, además, la introducción del jabalí en estos espacios está amenazando a la población. Los habitantes de la región de Souss han protestado contra esta situación. Varios periódicos han cubierto la manifestación. El diario Albayane escribió:

Una gran multitud se congregó en las calles de Casablanca el domingo 25 de noviembre para denunciar la política estatal sobre trashumancia pastoral y la gestión de los espacios pastorales y forestales. La marcha, organizada por la coordinación AKAL (tierra) para la defensa del derecho de la población a la tierra y los recursos, incluyó a activistas del movimiento amazigh así como a docenas de asociaciones de derechos humanos y organizaciones de la sociedad civil de la región de Souss.8

Esta es la primera vez que se realiza una protesta para exigir el derecho a la tierra, donde los manifestantes piden al Estado que derogue todas esas normas legislativas que se remontan a la época del Protectorado y autorizan la expropiación por razones de utilidad pública. Los manifestantes también exigían la anulación de la Ley 113.13 sobre la gestión de los pastizales, que fue elaborada sin un enfoque participativo.

El Jefe de Gobierno no se mostró indiferente ante esta importante reivindicación y aceptó recibir a los líderes del movimiento AKAL. La reunión tuvo lugar en lengua amazigh y es la primera vez que una reunión oficial del gobierno se lleva a cabo en esta lengua. Los gobernadores regionales recibieron instrucciones para ponerse en contacto con los representantes del movimiento AKAL y encontrar una solución a este problema.

Notas y referencias

  1. GATTIOUI, 2018. “Officialisation De L’Amazigh : À Quand La Fin Du Blocage ? ”. www.leseco.ma | L’actualité En Continu. Ver http://bit.ly/2Injpug
  2. Ibídem
  3. World, Amazigh. 2018. “Morocco: Amazigh Associations And Coordination Statement On Current School Entry”. Org. Ver http://bit.ly/2IlMSow
  4. “Ottoman: We Will Promote The Teaching Of Amazigh Language Within Six Years”. Telexpresse.Com. Ver http://bit.ly/2ImeB8l
  5. GATTIOUI, Jihane. 2018. “Enseignement De L’Amazigh : Aucune Nouveauté Pour Cette Rentrée”. www.leseco.ma | L’actualité En Continu. Ver http://bit.ly/2IwQeFk
  6. Asmlal, Amyne. 2018. “L’interdiction D’un Prénom Amazigh Indigne Les ONG”. le360.ma. Ver http://bit.ly/2IlxoAI
  7. “Interdiction Des Prénoms Amazighs: Les Précisions De L’intérieur”. Fr. Le360.Ma. Ver http://bit.ly/2ImfPAt
  8. Darfaf, 2018. “Casablanca: La Politique Du Pâturage Suscite La Colère Des Soussi”. Al Bayane. Ver http://bit.ly/2IoNYj4

 Dr. Mohamed Handaine es el presidente de la Confederación de Asociaciones Amazigh del Sur de Marruecos (Tamunt n Iffus), Agadir (Marruecos). Es graduado universitario, historiador, escritor y miembro de la junta de la Coordination Autochtone Francophone (CAF). Es miembro fundador del Congreso Mundial Amazigh y ha publicado numerosos trabajos sobre la historia y la cultura amazigh. Asimismo, es el presidente del Comité de Coordinación de Pueblos Indígenas de África (IPACC, Indigenous Peoples of Africa Co-ordination Committee), representante regional del norte de África ante el IPACC, así como miembro del comité directivo del Consorcio ICCA en Ginebra. Es director del Centro para Estudios Históricos y Ambientales Amazig

 

Sobre nosotros

El Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA) es una organización global de derechos humanos dedicada a promover, proteger y defender los derechos de los pueblos indígenas. Conócenos

 

 

Mundo Indígena

Nuestro anuario, El Mundo Indígena, ofrece un informe actualizado de la situación de los pueblos indígenas en todo el mundo. Descargar El Mundo Indígena 2019

Contáctanos

Prinsessegade 29 B, 3er piso
DK 1422 Copenhague
Dinamarca
Teléfono: (+45) 53 73 28 30
Mail: iwgia@iwgia.org
CVR: 81294410

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto