• Pueblos indígenas en Malasia

    Pueblos indígenas en Malasia

El Mundo Indígena 2021: Malasia

En 2017, se estimaba que los pueblos indígenas de Malasia representaban alrededor del 13.8 % de los 31.660.700 habitantes del país. Se les conoce colectivamente como los Orang Asal. Los Orang Asli son los pueblos indígenas de Malasia peninsular. Los 18 subgrupos de Orang Asli dentro de los grupos Negrito (Semang), Senoi y Aborigen-Malayo suman el 0.7 % de la población de Malasia peninsular (31.950.000). En Sarawak, los pueblos indígenas se conocen colectivamente como nativos (Dayak u Orang Ulu). Incluyen a los Iban, Bidayuh, Kenyah, Kayan, Kedayan, Lunbawang, Punan, Bisayah, Kelabit, Berawan, Kejaman, Ukit, Sekapan, Melanau y Penan. Constituyen alrededor de 1.932.600 personas o el 70.5 % de la población de Sarawak, que es de 2.707.600. En Sabah, los 39 grupos étnicos indígenas diferentes se conocen como nativos o Anak Negeri y suman unas 2.233.100 personas o el 58.6 % de la población de Sabah, que es de 3.813.200. Los principales grupos son los Dusun, Murut, Paitan y Bajau. Aunque los malayos también son indígenas de Malasia, no se les considera pueblos indígenas porque constituyen la mayoría y son política, económica y socialmente dominantes.

En Sarawak y Sabah siguen vigentes leyes que introdujeron los británicos durante su dominio colonial y que reconocen los derechos consuetudinarios sobre la tierra y el derecho consuetudinario de los pueblos indígenas. Sin embargo, no se aplican adecuadamente e incluso son ignoradas por el Gobierno, que da prioridad a la extracción de recursos a gran escala y a las plantaciones de empresas privadas y organismos gubernamentales sobre los derechos e intereses de las comunidades indígenas. En Malasia peninsular, aunque hay una clara falta de referencia a los derechos consuetudinarios sobre la tierra de los Orang Asli en el Código Nacional de la Tierra, la tenencia consuetudinaria de los Orang Asli está reconocida en el derecho consuetudinario (common law). La principal ley que regula la administración de los Orang Asli, incluida la ocupación de la tierra, es la Ley de los Pueblos Aborígenes de 1954.

Malasia ha adoptado la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y ha aprobado el Documento Final de la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas, pero no ha ratificado el Convenio 169 de la OIT.

Dos grandes “tragedias”, ambas con impacto en las vidas y el futuro de los indígenas, azotaron a Malasia en 2020. El país no se salvó de la pandemia mundial de COVID-19, que causó una gran agitación social y económica en la vida de muchos malasios, incluidos los Orang Asal. Apenas surgida la crisis sanitaria y médica de marzo de 2020, el país se vio sumido en la agitación política a nivel nacional y posteriormente a nivel de algunos estados.

Confinados y alienados

La primera Orden de Control de Movimientos (MCO), la versión malaya del confinamiento para controlar la propagación de la transmisión del virus del COVID-19, comenzó el 18 de marzo de 2020. Casi de inmediato, muchas comunidades Orang Asal comenzaron a bloquear la entrada a sus aldeas y de esta manera efectivamente se aislaron de los forasteros y prohibieron que sus habitantes salieran de sus asentamientos. Muchos de los que vivían en la periferia de los bosques optaron por retirarse más adentro, no sólo para aislarse sino también para asegurarse los alimentos de subsistencia. En el caso de la comunidad Orang Asli de Malasia peninsular, esta estrategia fue eficaz, ya que el número de casos en la comunidad fue bajo (menos de media docena), y todos los casos notificados se contrajeron en el lugar de trabajo de la víctima en las ciudades.[1]

Para los Orang Asal, que dependen del trabajo diario y de los salarios o que son pequeños cultivadores de caucho y palma aceitera, así como para los que dependen de la economía del efectivo para vender sus productos,[2] la situación de seguridad alimentaria fue nefasta en las primeras semanas.[3] Las necesidades alimentarias se complementaron entonces con la ayuda alimentaria del Gobierno y otros organismos sociales. Sin embargo, hay que señalar que en Malasia Peninsular y en Sabah, en particular, los Orang Asal estuvieron al frente de la organización de la recogida y distribución de la ayuda alimentaria a sus comunidades.

A medida que la pandemia se fue prolongando durante todo el año, las escuelas e institutos permanecieron cerrados y las clases pasaron a impartirse en línea. La mala calidad o la inexistencia de conexión a Internet, además de la falta de acceso a equipos digitales como ordenadores portátiles, tabletas, teléfonos celulares e incluso impresoras, significó que la mayoría de los niños Orang Asal no pudieron seguir las lecciones en línea o no pudieron seguirlas completamente. Algunos estudiantes tenían que ir a cabañas improvisadas en las colinas para conseguir una conexión a Internet.[4] La brecha digital entre los estudiantes Orang Asal y los de la sociedad mayoritaria era claramente evidente. A un número significativo de estudiantes les resultaba difícil acceder a las clases en línea, lo que les dificultaba seguir el ritmo de los demás estudiantes mejor equipados tecnológicamente.[5] De esa forma, es probable que las tasas de abandono escolar de los alumnos Orang Asli, que ya estaban desproporcionadamente altas antes de la pandemia, empeoren cuando las escuelas vuelvan a abrirse el año que viene.[6]

La tala es una actividad esencial

Al día siguiente de la entrada en vigor de la MCO y previa aprobación del Consejo de Seguridad Nacional, el Ministerio de Industrias de Plantación y Materias Primas decretó que las actividades de tala podían continuar con normalidad[7] porque la tala se consideraba una actividad esencial. Por lo tanto, mientras las comunidades Orang Asal estaban en cuarentena autoimpuesta, sus tierras seguían siendo saqueadas por los madereros.[8]

Tal fue el caso especialmente en Gerik, en el estado de Perak. El Gobierno del estado había pedido que se detuvieran todas las actividades de tala en la Reserva Forestal de Air Chepam el 1º de agosto de 2019[9] en respuesta a los bloqueos montados por los Orang Asli y a la avalancha de apoyo público a los Orang Asli cuando los bloqueos fueron repetidamente derribados por el Estado y varios Orang Asli fueron arrestados y detenidos. Aun así, los madereros nunca dejaron de trabajar. Simplemente se fueron a la reserva forestal aledaña a continuar con su actividad “esencial” durante el confinamiento por el COVID-19. Cuando se agotaron los troncos en esa zona, volvieron a la reserva forestal de Air Chepam en noviembre de 2020 y continuaron como de costumbre a pesar de las protestas y los bloqueos que los Orang Asli habían realizado.[10] Pese a ello, no se emitió ningún aviso de que se había levantado la paralización de las actividades de tala en esa reserva forestal.

La tala de árboles continuó durante todo el año a pesar de las restricciones impuestas por el COVID-19 al funcionamiento de las empresas y a la circulación de personas. A mediados y finales de 2020 también se produjeron graves inundaciones en muchas zonas de la península y Sabah.[11] Nadie discute la relación entre la deforestación y las inundaciones. Los medios de subsistencia de los Orang Asli se vieron afectados porque las inundaciones dañaron sus cultivos, destruyeron puentes e hicieron intransitables las carreteras.[12] Para las comunidades afectadas, conseguir alimentos suficientes fue siempre una gran preocupación.

Cae el Gobierno federal

El Gobierno de Pakatan Harapan (Alianza de la Esperanza) —que logró una victoria sin precedentes en las elecciones generales de 2018 y sustituyó a la coalición  que había gobernado Malasia ininterrumpidamente desde su independencia en 1957— fue derrocado en un golpe político en marzo de 2020.[13] El Gobierno de Pakatan Harapan se consideraba relativamente respetuoso hacia los indígenas, ya que en su manifiesto electoral había señalado específicamente su intención de fomentar los derechos de los Orang Asal a sus tierras consuetudinarias y de adoptar los principios de la Declaración.[14]

Durante sus 22 meses en el poder, el Gobierno de Pakatan Harapan se esforzó por establecer una colaboración con los grupos Orang Asal y por devolverles sus derechos. Entre otras medidas, se creó un Comité de Reformas Institucionales, que escuchó las propuestas de reforma de los Orang Asli,[15] se organizó una Convención Nacional sobre el Desarrollo de los Orang Asli, en la que participaron más de 700 líderes Orang Asli,[16]y se nombró a un antropólogo Orang Asli como director general del Departamento de Orang Asli.[17]

Aunque el ritmo del reconocimiento formal de los derechos indígenas fue lento, con muy pocos logros legales o institucionales, al menos el movimiento iba en la dirección correcta. Quizás la acción más significativa a favor de los Orang Asal emprendida por el Gobierno de Pakatan Harapan fue el inicio de una demanda civil por parte del Gobierno federal contra el Gobierno estatal de Kelantan (entonces controlado por la oposición) y otros para que se reconocieran los derechos territoriales de los Temiar en la región de Pos Simpor. Se trataba de un caso en el que los madereros y los propietarios de plantaciones de durián (durian)[18] habían invadido las tierras consuetudinarias de los Orang Asli, lo que dio lugar a protestas y bloqueos que fueron derribados sumariamente por las autoridades. En particular, era la primera vez que el Gobierno federal de Malasia, o quizás cualquier Gobierno federal del mundo, tomaba medidas proactivas en favor de sus pueblos indígenas.[19]

El nuevo partido Perikatan Negara (Alianza Nacional) tiende a ser más pro-malayo en su dirección y políticas.[20] Los intereses de los Orang Asal no figuran entre sus prioridades políticas. Esto fue evidente en noviembre de 2020, por ejemplo, cuando presentaron el presupuesto para el año siguiente. Se asignó un total de 158 millones de RM (39 millones de USD) para los 215.000 Orang Asli de 853 aldeas, lo cual equivale a 738.00 RM (183.00 USD) por Orang Asli al año o 61.50 RM (15 USD) por Orang Asli al mes. Compárese con la asignación de 190 millones de RM (47 millones de USD) en el mismo presupuesto para una sola aldea coránica destinada a los musulmanes.[21]

Malasia: ¿tierra de los malayos?

En consonancia con el talante pro-malayo de la nueva Perikatan Negara, un miembro de ese Gobierno declaró con arrogancia en el Parlamento que Malasia es la tierra de los malayos y que sus derechos como “pueblo originario” de Malasia no deben ser cuestionados.[22]

Naturalmente, esta afirmación indignó a los Orang Asal, especialmente a los de las islas de Sabah y Sarawak, que tienen una población indígena del 58.6 % y del 70.5 % respectivamente. El entonces viceministro jefe de Sabah, Wilfred Madius Tangau, señaló que las islas de Sabah y Sarawak, en el Borneo malayo, representaban en conjunto el 60 % de la masa terrestre de Malasia. Añadió que esa mentalidad inexacta era peligrosa ya que ignoraba la presencia de Sabah y Sarawak como aliados iguales en la federación. Además, provocaría que las dos regiones, cuya población se compone mayoritariamente de Orang Asal indígenas, quedaran marginadas.[23]

Cae el Gobierno de Sabah

En julio de 2020, el exministro jefe de Sabah, Musa Aman, declaró que había obtenido suficiente apoyo de los miembros de la asamblea estatal para formar un nuevo Gobierno estatal. Para evitar que esto ocurriera, el ministro jefe de Sabah, Shapie Apdal, anunció la disolución de la Asamblea Legislativa Estatal, allanando el camino para unas elecciones anticipadas.[24] El Gobierno de coalición de Warisan, que estaba de turno, perdió en una lucha reñida y un nuevo partido de coalición formó el nuevo Gobierno estatal el 26 de septiembre de 2020.[25]

El cambio a un Gobierno que se percibe como menos comprensivo con las cuestiones y prioridades indígenas pone efectivamente en peligro las iniciativas proactivas del Gobierno anterior. Entre ellas figuran la creación de un Departamento Judicial de Tribunales Nativos dependiente del Ministerio (estatal) de Justicia y Asuntos Nativos, un programa para acabar con los matrimonios de menores de edad en el estado, y la iniciativa de promulgar por ley el principio del consentimiento libre, previo e informado.[26] De hecho, el Ministerio de Justicia y Asuntos Nativos fue abolido posteriormente por el nuevo Gobierno estatal.[27]

Casarse joven y casarse fuera

Los matrimonios infantiles —es decir, de personas menores de 18 años— siguen siendo muy extendidos entre las comunidades indígenas, especialmente en Sabah y Sarawak.[28] En Sabah, las estadísticas de 2018 muestran que muchos matrimonios infantiles se producen en las ciudades. En Kota Kinabalu, la capital del estado, se informó que 130 jóvenes embarazadas de entre 10 y 19 años habían optado por casarse, frente a 64 que optaron por ser madres solteras o dar a su hijo en adopción. En otro pueblo de predominio indígena, Keningau, 82 habían optado por casarse, mientras que 19 no lo hicieron.[29] Con el cambio de Gobierno estatal, no está claro si continuarán las iniciativas del Gobierno anterior de adoptar un Plan de Acción para Acabar con el Matrimonio de Menores de 18 Años durante 10 años y las medidas correspondientes para enmendar la Enmienda del Tribunal Nativo de 1992 (para tener en cuenta el matrimonio infantil).[30]

En Malasia peninsular, en la región de Lojing de tierras altas dedicadas al cultivo de verduras, se ha informado que unas 50 mujeres Orang Asli han sido abandonadas por sus maridos extranjeros.[31] Se casaron con trabajadores extranjeros, tuvieron a sus hijos y ahora se encuentran solas ya que el marido regresó a su país de origen para no volver jamás. Estas mujeres no reciben ninguna ayuda de sus maridos extranjeros y muchas se ven incapaces de criar a los hijos por sí solas. Según los jefes de las aldeas, las chicas Orang Asli son siempre un atractivo para los extranjeros que trabajan en las explotaciones de hortalizas. Estos matrimonios o uniones son mal vistos por la comunidad, hasta el punto de que las mujeres afectadas son expulsadas de la misma.[32] En estos casos, las parejas tienden a fugarse y a no registrar sus matrimonios. Cuando esto ocurre, los hijos nacidos de esas uniones pueden no estar documentados y, por tanto, pueden ser considerados apátridas.[33] Algunas medidas destinadas a educar a la comunidad sobre estas cuestiones son prácticamente el único medio que se está adoptando para abordar el problema.

Sarawak da y quita tierras consuetudinarias de los nativos

A raíz de la decisión negativa emitida por el Tribunal Federal en el caso TR Sandah, la capacidad de los nativos de Sarawak para reclamar los derechos consuetudinarios nativos (NCR) sobre sus tierras es cada vez más difícil y desalentadora.[34]

El pésimo estado del no reconocimiento de los derechos NCR se ilustra mejor con dos incidencias publicadas en los medios de comunicación en octubre de 2020. En una de ellas, el viceministro jefe, James Masing, dijo que “casi se le saltaban las lágrimas” mientras presenciaba la concesión de títulos de propiedad de 479 hectáreas a propietarios de tierras en Sungai Majau en Baleh, que es su circunscripción estatal.[35]

Sin embargo, ese mismo mes, 173 nativos de casas comunales en Tanjung Manis que habían presentado una demanda contra el Gobierno estatal y el Departamento de Tierras y Agrimensura para obtener una declaración de tierras sujetas a NCR y su título de propiedad perdieron el caso en el Tribunal Superior de Sibu y por lo tanto perdieron su derecho a 15.000 hectáreas de tierras bajo NCR.[36] No se informó de ello como tal, pero puede estar seguro de que derramaron verdaderas lágrimas.

Colin Nicholas es el fundador y coordinador del Centro para los Asuntos de los Orang Asli (COAC), que es miembro asociado de Jaringan Orang Asal Se Malaysia (JOAS), la Red de Pueblos Indígenas de Malasia. Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Este artículo es parte de la 35a edición de El mundo indígena, un resumen anual producido por IWGIA que sirve para documentar e informar sobre los desarrollos que han experimentado los pueblos indígenas. Encuentra El Mundo Indígena 2021 completo aquí

Notas y referencias 

[1] Basado en la información de la que dispone el Centro para los Asuntos de los Orang Asli (COAC) y corroborado con trabajadores de campo y el Hospital Orang Asli de Gombak. Véanse los informes del COAC sobre los primeros casos. Disponibles en https://www.facebook.com/notes/409915093350141/ y https://www.facebook.com/notes/380405766424082/

[2] Por ejemplo, las mujeres Orang Asal de Sarawak, que dependen de la economía de mercado, sufrieron graves dificultades durante este periodo. No llegaban clientes de la calle y no podían ir a la ciudad a vender sus productos agrícolas. Algunos dirigían casas comunitarias de alojamiento en familia y tuvieron que cerrar sus negocios durante la pandemia. Sin embargo, muchos aceptaron el reto y se adaptaron. Algunos consiguieron que sus hijos crearan una plataforma comercial en línea para sus productos. Otros cambiaron sus cultivos de hortalizas perecederas a otros más “resistentes”, como las calabazas. (Comunicación personal con Niloh Anson de SADIA, Sarawak Dayak Iban Association).

[3]  “Orang Asli in dire need of food supplies” (Orang Asli en extrema necesidad de suministros de alimentos). The Star, 28 de marzo de 2020. Disponible en https://www.thestar.com.my/news/nation/2020/03/28/orang-asli-in-dire-need-of-food-supplies

[4] Dzafri, Dzamira. “More students in Malaysia are climbing trees for online classes due to poor internet connection” (Más estudiantes en Malasia se suben a los árboles para recibir clases en línea debido a la mala conexión a Internet). SoyaCincau, 19 de noviembre de 2020. Disponible en https://www.soyacincau.com/2020/11/19/more-students-in-malaysia-are-climbing-trees-for-online-classes-due-to-poor-internet-connection/       

[5] Achariam, Noel. “Orang Asli pupils will be left behind when schools reopen, say activists” (Los alumnos Orang Asli se quedarán atrás cuando se reabran las escuelas, dicen los activistas). The Malaysian Insight, 28 de junio de 2020. Disponible en https://www.themalaysianinsight.com/s/257169

[6] Las tasas de abandono de los estudiantes Orang Asli después del sexto año fueron altas en comparación con las tasas nacionales. De 2016 a 2018, las tasas nacionales de abandono fueron constantemente inferiores al 4 %, mientras que las tasas de abandono de los estudiantes Orang Asli fueron superiores al 17 % y aumentaron significativamente hasta el 26 % en 2017. Véase Wan, Ya Shin. “Education policies in overcoming barriers faced by Orang Asli children: Education for all” (Las políticas educativas en la superación de las barreras que enfrentan los niños Orang Asli: Educación para todos). Instituto para la Democracia y los Asuntos Económicos (IDEAS), octubre de 2020, p. 13. Disponible en https://www.ideas.org.my/wp-content/uploads/2020/10/P_66_OA_V4.pdf

[7] Aziz, Adam. “Limited oil palm, rubber, logging activities to continue during MCO” [Las actividades de explotación de palma aceitera y caucho y la tala continuarán en forma limitada durante la Orden de Control de Movimientos (MCO)]. The Edge Markets, 19 de marzo de 2020. Disponible en https://www.theedgemarkets.com/article/limited-oil-palm-rubber-logging-activities-continue-during-mco         

[8] Mahavera, Sheridan. “Loggers plunder jungles while attention focused on Covid-19” (Los madereros saquean las selvas mientras la atención se centra en la COVID-19). The Malaysian Insight, 4 de abril de 2020. Disponible en https://www.themalaysianinsight.com/s/234742        

[9] “Perak orders logging to stop on customary Orang Asli land” (Perak ordena detener la tala en las tierras consuetudinarias de los Orang Asli). The Malaysian Insight, 1º de agosto de 2019. Disponible en https://www.themalaysianinsight.com/s/172576      

[10] Chung, Nicholas. “Orang Asli set up blockades as loggers return” (Los Orang Asli establecen bloqueos al volver los madereros). Free Malaysia Today, 18 de junio de 2020. Disponible en https://www.freemalaysiatoday.com/category/nation/2020/06/18/orang-asli-set-up-blockades-as-loggers-return/  

[11] Hakim, Akmal. “Over 7,000 Orang Asli In Kelantan Cut-Off From Civilization Due To Floods” (Más de 7.000 Orang Asli en Kelantan aislados de la civilización por las inundaciones). The Rakyat Post, 20 de julio de 2020. Disponible en https://www.therakyatpost.com/2020/07/20/over-7000-orang-asli-in-kelantan-cut-off-from-civilization-due-to-floods/          

[12] Bernama. “Damaged roads leave Gua Musang Orang Asli stranded” (Carreteras dañadas dejan varados a los Orang Asli de Gua Musang). Malaysiakini, 2 de enero de 2020. Disponible en https://www.malaysiakini.com/news/505709    

[13] Chin, James. “Malaysia: the 2020 putsch for Malay Islam supremacy” (Malasia: el golpe de estado de 2020 para la supremacía del islam malayo). La Mesa Redonda:

The Commonwealth Journal of International Affairs. 109 (2020): 288-297. Disponible en https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/00358533.2020.1760495?journalCode=ctrt20     

[14] Nicholas, Colin. “Malaysia” (Malasia). En The Indigenous World 2019 (El mundo indígena 2019), editado por David Nathaniel Berger, 276-277. IWGIA, 2019. Disponible en https://www.iwgia.org/images/documents/indigenous-world/IndigenousWorld2019_UK.pdf            

[15] El Comité de Reforma Institucional fue creado por el Consejo de Personas Eminentes, al que se le encomendó específicamente el estudio de las reformas necesarias para hacer avanzar al país. Las recomendaciones presentadas por el Centro para los Asuntos de los Orang Asli (COAC) a este comité están disponibles en https://drive.google.com/file/d/1l5t8DxcUuw_EKf7kbvdTEh5Ydf_Gi3Sv/view

[16]  “Customary land rights main resolution for Orang Asli community” (Los derechos consuetudinarios sobre la tierra, principal resolución para la comunidad Orang Asli). Malay Mail, 14 de enero de 2020. Disponible en https://www.malaymail.com/news/malaysia/2020/01/14/customary-land-rights-main-resolution-for-orang-asli-community/1827996         

[17] Vea en video la entrevista de The Star con el director general de Jakoa:

La estrella. 2019. “Exclusive: Jakoa DG shares plans for Orang Asli development” (Exclusiva: El director general de Jakoa comparte sus planes para el desarrollo de los Orang Asli). Video de Youtube, subido el 4 de agosto de 2019, 5:23 min. Disponible en https://www.youtube.com/watch?v=mJ_Ncs4KM8g

[18] El durián es el fruto de un gran árbol del mismo nombre y es tropical, ovalado y espinoso. Su cremosa pulpa, a pesar de su fétido olor, es muy apreciada por su sabor y en los últimos años los precios de la fruta se han disparado debido al aumento de la demanda de los amantes del durián en China.

[19] Reuters. “In unprecedented move, federal gov't sues Kelantan over Orang Asli land rights” (En una acción sin precedentes, el gobierno federal demanda a Kelantan por los derechos territoriales de los Orang Asli). New Straits Times, 18 de enero de 2019. Disponible en https://www.nst.com.my/news/nation/2019/01/452021/unprecedented-move-federal-govt-sues-kelantan-over-orang-asli-land-rights         

[20] Zahiid, Syed Jaymal. “At pro-government convention, Hadi says uniting Muslims is Perikatan’s feat” (En una convención progubernamental, Hadi dice que unir a los musulmanes es la hazaña de Perikatan). Malay Mail, 1º de septiembre de 2020. Disponible en https://www.malaymail.com/news/malaysia/2020/09/01/at-pro-government-convention-hadi-says-uniting-muslims-is-perikatans-feat/1899172              

[21] Farid, Aminah. “Even a billion ringgit won’t solve Orang Asli woes if rights are ignored, say activists” (Ni siquiera mil millones de ringgit resolverán los problemas de los Orang Asli si se ignoran sus derechos, dicen los activistas). The Malaysian Insight, 21 de noviembre de 2020. https://www.themalaysianinsight.com/s/285874 y https://www.facebook.com/centerfororangasliconcerns/photos/a.571592796213080/3594470713925258/

[22] Azis Khan, Oleh. “Suka atau tidak Malaysia adalah Tanah Melayu, kata pemimpin UMNO” (Nos guste o no Malasia es la tierra de los malayos, dice el líder de la UMNO). Borneo Today, 20 de julio de 2020. https://www.borneotoday.net/suka-atau-tidak-malaysia-adalah-tanah-melayu-kata-pemimpin-umno/; Tham, Jia Vern. “ ‘This Is A Malay Land’ – Pasir Salak MP argues after claiming DAP is unfair to Malaysians” – (“Ésta es una tierra de malayos” – Pasir Salak, miembro del parlamento, argumenta después de afirmar que el DAP es injusto para los malayos). Says, 25 de julio de 2018. https://says.com/my/news/this-is-malay-land-pasir-salak-mp-accuses-dap-of-being-unfair-to-all-races

[23] Wahid, Ramieza. “Malaysia is not 'Tanah Melayu', Sabah DCM refutes Tajuddin” (Malasia no es 'Tanah Melayu', el viceministro jefe de Sabah refuta a Tajuddin). Malaysiakini, 22 de julio de 2020. Disponible en https://www.malaysiakini.com/news/535566               

[24] Lee, Poh Onn y Kevin Zhang. “The collapse of the state government in Sabah: Back to the drawing board” (El colapso del gobierno estatal en Sabah: De vuelta a la mesa de trabajo). South East Asia Globe, 4 de agosto de 2020. Disponible en https://southeastasiaglobe.com/sabah-state-assembly-dissolution/

[25]  “Sabah 2020: Official results” (Sabah 2020: Resultados oficiales). New Straits Times, 26 de septiembre de 2020. Disponible en https://www.nst.com.my/news/nation/2020/09/627517/sabah-2020-official-results        

[26] Nicholas, Colin. “Malaysia” (Malasia). En The Indigenous World 2020[(El Mundo Indígena 2020), editado por Dwayne Mamo, 287-288. IWGIA, 2020. Disponible en https://iwgia.org/images/yearbook/2020/IWGIA_The_Indigenous_World_2020.pdf

[27] Roseni, Shalina. “Two ministries not wasteful – CM” (Tener dos ministerios no es un desperdicio – ministro jefe). The Borneo Post, 8 de septiembre de 2020. Disponible en https://www.theborneopost.com/2020/09/08/two-ministries-not-wasteful-cm/

[28] Vanar, Muguntan. “NGO calls for more awareness campaigns against child marriages in Sabah” (Una ONG pide más campañas de concienciación contra los matrimonios infantiles en Sabah). The Star, 24 de noviembre de 2020. Disponible en https://www.thestar.com.my/news/nation/2020/11/24/ngo-calls-for-more-awareness-campaigns-against-child-marriages-in-sabah

[29] Jannie Lasimbang. 2020. “Press statement by Jannie Lasimbang (State Assemblyman Kapayan) and Anne Lasimbang (Executive Director of Pacos Trust)” [Comunicado de prensa de Jannie Lasimbang (miembro de la Asamblea Estatal de Kapayan) y Anne Lasimbang (directora ejecutiva de Pacos Trust)]. Facebook, 25 de noviembre de 2020. Disponible en https://www.facebook.com/permalink.php?id=1829454817367332&story_fbid=2700908383555300

[30] Ibid.

[31] Ibrahim, Ramli. “Orang Asli women taken for a ride” (Mujeres Orang Asli embaucadas). New Straits Times, 3 de agosto de 2020. Disponible en https://www.nst.com.my/news/nation/2020/08/613720/orang-asli-women-taken-ride

[32] Ibid.

[33] Ibid.

[34] Nicholas, Colin. “Malaysia” (Malasia). En The Indigenous World 2019 (El mundo indígena 2019), editado por David Nathaniel Berger, 278. IWGIA, 2019. Disponible en https://www.iwgia.org/images/documents/indigenous-world/IndigenousWorld2019_UK.pdf            

[35] “Don’t sell your land, Sarawak deputy CM tells longhouse folk” (No vendan sus tierras, dice el ministro jefe de Sarawak a los habitantes de las casas comunales). Malay Mail, 26 de octubre de 2020. Disponible en https://www.malaymail.com/news/malaysia/2020/10/26/dont-sell-your-land-sarawak-deputy-cm-tells-longhouse-folk/1916258               

[36] Moh, Jane. “Court rules against longhouse folk in Tanjung Manis seeking NCR status for 15.000 ha” (El tribunal falla en contra de los habitantes de las casas comunales de Tanjung Manis que solicitan el estatus de derechos consuetudinarios nativos (NCR) para 15.000 ha). Borneo Post, 21 de octubre de 2020. Disponible en https://www.theborneopost.com/2020/10/21/court-rules-against-longhouse-folk-in-tanjung-manis-seeking-ncr-status-for-15000ha/          

CONTINÚA CONECTADO

Sobre nosotros

El Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA) es una organización global de derechos humanos dedicada a promover, proteger y defender los derechos de los pueblos indígenas. Conócenos

 

 

Mundo Indígena

Nuestro anuario, El Mundo Indígena, ofrece un informe actualizado de la situación de los pueblos indígenas en todo el mundo. Descargar El Mundo Indígena

Reciba información actualizada mensualmente cuando se suscriba a nuestro boletín de noticias

Contáctanos

Prinsessegade 29 B, 3er piso
DK 1422 Copenhague
Dinamarca
Teléfono: (+45) 53 73 28 30
Mail: iwgia@iwgia.org
CVR: 81294410

Informar posible mala conducta, fraude o corrupción

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto