• Pueblos indígenas en Australia

    Pueblos indígenas en Australia

El Mundo Indígena 2020: Australia

Los pueblos Aborígenes e isleños del estrecho de Torres representan el 3.3% de la población del país. Geográficamente, el 62% de la población indígena vive fuera de las principales ciudades australianas, de los cuales el 12% habita en zonas clasificadas como muy remotas. La edad media de la población aborigen e isleña del estrecho de Torres es de 23 años, en comparación con 38 años de la población no indígena.[1] Los pueblos Aborígenes e isleños del estrecho de Torres están considerablemente sobrerrepresentados en el sistema de justicia penal australiano en el que hay 2.481 reclusos por cada 100.000 personas indígenas, una proporción 15 veces superior a la de la población no indígena.[2]

Los objetivos oficiales que definió el Gobierno en 2008 y que debían alcanzarse en 2018, concretamente, reducir a la mitad la desigualdad entre los australianos indígenas en comparación con los no indígenas en mortalidad infantil, empleo, alfabetización y nociones elementales de aritmética, así como también cerrar la brecha en cuanto a asistencia escolar, no se cumplieron. El objetivo de eliminar la diferencia en esperanza de vida para el año 2031 no va según lo planeado.[3]

Hay aproximadamente 3000 empresas aborígenes y de isleños del estrecho de Torres inscritas de conformidad con la ley federal Corporations (Aboriginal and Torres Strait Islander) Act (Ley CATSI) de 2006, entre ellas 186 entidades indígenas tenedoras de títulos nativos de propiedad territorial.[4]

En la actualidad, no existen referencias a los pueblos Aborígenes e isleños del estrecho de Torres en la Constitución nacional, si bien se han intensificado los movimientos tendentes a impulsar el reconocimiento constitucional, tal como se informa más adelante.

Timber Creek: una decisión histórica para los pueblos Ngaliwurru y Nungali

En 2019, uno de los hitos más significativos para los pueblos Aborígenes e isleños del estrecho de Torres[5] de toda Australia fue la sentencia del Tribunal Supremo que obligaba al gobierno del Territorio del Norte a pagar 2.53 millones $AUD de compensación a los pueblos Ngaliwurru y Nungali por la pérdida del título nativo de propiedad en la ciudad de Timber Creek.

Tratado previamente en la edición de 2019 de El Mundo Indígena, el caso de Timber Creek siguió a la concesión de título nativo de propiedad a los pueblos Ngaliwurru y Nungali por tierras en los alrededores de Timber Creek. En el momento de la decisión de conceder título nativo de propiedad, se constató también que estos derechos se habían perdido en otras zonas donde se había construido infraestructura gubernamental. De conformidad con la Ley de Títulos Nativos de 1993 (Native Title Act 1993, Cth), se establece un derecho de compensación por “vulneración y extinción” de derechos de títulos nativos en diversas circunstancias. En 2011, los pueblos Ngaliwurru y Nungali presentaron una demanda contra el gobierno del Territorio del Norte por la pérdida de estos derechos.  

En su veredicto, el Tribunal Supremo señaló que la relación de los pueblos Aborígenes con su tierra comprende todo el país y no solo los sitios sagrados. De este modo, la relación de los pueblos Ngaliwurru y Nungali con su tierra podría considerarse como  espiritual y metafísica y no sujeta a valoración en pequeñas parcelas individuales. Por tanto, cualquier daño que se infrinja a una sola parte de su tierra, como un puente construido a través de su sitio sagrado del tiempo del sueño[6] podría considerarse que afecta a la totalidad. La decisión del Tribunal Supremo ha sentado un precedente que puede influir e impulsar futuras demandas de indemnización por parte de grupos de pueblos Aborígenes e isleños del estrecho de Torres en toda Australia. Significativamente, este dictamen también ha establecido un factor beneficioso e importante para los pueblos Aborígenes e isleños del estrecho de Torres que es el reconocimiento jurídico de su conexión espiritual y cultural con la tierra.

Resultados de los objetivos para “Cerrar la Brecha” (Closing the Gap) en 2019 y nuevo proceso de actualización

En febrero de 2019, el Gobierno de Australia hizo público el décimo Informe Closing the Gap (Cerrar la brecha) del Primer Ministro. El informe de 2019 refleja una década de esfuerzos por parte de los gobiernos en toda Australia para cumplir los objetivos establecidos en 2008, encaminados a terminar con las desigualdades entre pueblos Aborígenes e isleños del estrecho de Torres y personas australianas no indígenas. Lamentablemente, el progreso en la consecución de las metas fue lento y en 2019 solo dos de los siete objetivos marcados estaban en vías de cumplimiento.  En concreto estos dos objetivos fueron: que el 95 % de niños de cuatro años Aborígenes e isleños del estrecho de Torres estuvieran matriculados en educación preescolar en 2025 y reducir a la mitad la brecha en la consecución del curso escolar 12 o equivalente en 2020.[7]

Advirtiendo los bajos niveles de logro de los objetivos fijados en 2008, el Consejo de Gobiernos Australianos (Council of Australian Governments, COAG) acordó un proceso de “Actualización” de los objetivos de “Cerrar la brecha”. En diciembre de 2018, COAG hizo públicas una serie de nuevas propuestas de objetivos y se comprometió a tenerlos totalmente definidos a mediados de 2019. Un elemento clave del proceso de Actualización fue la creación de un acuerdo de colaboración entre COAG y una coalición de los principales organismos aborígenes y de isleños del estrecho de Torres. El acuerdo se ultimó en marzo de 2019 y, confirmando la importancia de la toma de decisiones compartida con representantes comunitarios Aborígenes y del estrecho de Torres, se creó el Consejo Conjunto para el proceso de “Cerrar la brecha”. [8]

El Consejo Conjunto está compuesto por 12 representantes elegidos por una coalición de los principales organismos de Aborígenes y de isleños del estrecho de Torres, un ministro nombrado por la Commonwealth, ministros gubernamentales de cada estado y territorio y un representante de la Asociación de Gobiernos Locales de Australia (Australian Local Government Association). Tras su segunda reunión en agosto de 2019, el Consejo Conjunto estuvo de acuerdo en desarrollar un nuevo Acuerdo Nacional sobre “Cerrar la brecha” para los próximos diez años, que daría continuidad a los elementos que habían tenido éxito en el acuerdo previo, reforzaría otros y abordaría áreas fundamentales. Asimismo, el Consejo Conjunto acordó tres nuevas prioridades de reforma para acción colectiva que se incorporarían al nuevo Acuerdo Nacional y acelerarían mejoras en la vida de los pueblos Aborígenes e isleños del estrecho de Torres.[9]

Durante la última década se han aprendido lecciones importantes que sientan los pilares básicos del proceso y lo hacen avanzar. Estas incluyen: trabajar en colaboración, un enfoque dirigido por las comunidades y basado en los puntos fuertes, trabajar con gobiernos de estados y territorios, así como una base sólida de pruebas y rendición de cuentas. COAG se ha comprometido a trabajar conjuntamente para mejorar los resultados en cada punto prioritario de la Actualización de “Cerrar la brecha”, que son:

  • Familias, niños y jóvenes;
  • Vivienda;
  • Justicia, incluyendo justicia juvenil;
  • Sanidad;
  • Desarrollo económico;
  • Cultura y lengua;
  • Educación;
  • Reconciliación; y
  • Eliminación de racismo y discriminación sistemática.

Nombramiento del primer ministro aborigen de Australia para Cuestiones Indígenas

Tras las elecciones federales en mayo de 2019 y la apertura de la 46ª Legislatura del Parlamento australiano, el Gobierno nombró al honorable parlamentario Kenneth Wyatt (Miembro de la Orden de Australia, AM) como el primer ministro aborigen de Australia para Cuestiones Indígenas.

El ministro Wyatt es un hombre aborigen de las naciones Watjarri, Noongar y Wongi. En 2010 fue elegido por primera vez parlamentario, convirtiéndose así en el primer miembro indígena de la Cámara Federal de Representantes. En 2010 asistió a la apertura de la 43ª Legislatura del Parlamento australiano para tomar posesión de su escaño vistiendo un tradicional Booka – un abrigo de piel de canguro - y un colgante de plumas de cacatúa negra colirroja. El abrigo fue un obsequio de los ancianos Noongar y significa un papel de liderazgo en la cultura Noongar.

Creación de la Agencia Nacional de Personas Australianas Indígenas (National Indigenous Australians Agency)

Tras la apertura de la 46ª Legislatura del Parlamento, el Gobierno de Australia anunció la creación de la Agencia Nacional de Personas Australianas Indígenas (National Indigenous Australians Agency, NIAA), como el órgano de la Commonwealth con responsabilidad general para Asuntos Aborígenes y de Isleños del Estrecho de Torres.  La cartera anteriormente había estado adscrita al Departamento del Primer Ministro y Consejo de Ministros, tras la centralización de los Asuntos Aborígenes y de Isleños del Estrecho de Torres realizada por el Gobierno en 2013.

El presidente de la NIAA es D. Ray Griggs, Oficial de la Orden de Australia (AO), Conspicuous Service Cross (CSC) y antiguo Jefe de la Marina australiana. Se prevé que la NIAA dirija y coordine el desarrollo de políticas de la Commonwealth, el diseño y la implementación de programas y prestación de servicios a pueblos Aborígenes e isleños del estrecho de Torres, así como también la aplicación práctica de los objetivos de “Cerrar la brecha” de Australia en alianza con personas australianas indígenas.[10]

Reconocimiento constitucional y creación del Grupo Consultivo Superior de la Voz ante el Parlamento

Basándose en la Declaración de Uluru desde el Corazón (Uluru Statement from the Heart), la edición de 2019 de El Mundo Indígena señaló que había señales relativamente positivas para la pronta celebración de un referéndum sobre la creación de una Voz representativa ante el Parlamento de los pueblos Aborígenes e isleños del estrecho de Torres, seguido de un proceso exhaustivo de adopción de decisiones. Sin embargo, al finalizar 2019 la situación es menos prometedora.

Las elecciones de mayo de 2019 supusieron el regreso al poder del anterior gobierno que había expresado previamente preocupaciones sobre la creación de un órgano que consideraba una “tercera cámara del Parlamento”.[11] Sin embargo, en octubre de 2019 el ministro de Asuntos Indígenas anunció la creación de un Grupo Consultivo Superior para coestructurar la Voz de Aborígenes e isleños del estrecho de Torres. El Grupo Consultivo Superior está presidido por dos prominentes académicos Aborígenes: el profesor Tom Calma (Oficial de la Orden de Australia, AO) y la profesora Marcia Langton (Miembro de la Orden de Australia, AM).[12]

Al anunciar la creación del Grupo Consultivo, el Gobierno se refirió al desarrollo de una “Voz ante el Gobierno” más que una ante el Parlamento y descartó consagrar la Voz en la Constitución.[13] Los principales organismos de Aborígenes e isleños del estrecho de Torres, como el Consejo Central de Tierras (Central Land Council), han expresado sus inquietudes por el hecho de que la Voz no esté consagrada en la Constitución de Australia, como recomendaba la Declaración de Uluru. Si la Voz se establece mediante legislación, existe el riesgo futuro de que pueda suprimirse, como ocurrió con la Comisión de Aborígenes e Isleños del Estrechos de Torres (Aboriginal y Torres Strait Islander Commission) en 2005.

El Grupo Consultivo Superior se reunió por primera vez en noviembre de 2019 y se comprometió a garantizar que los pueblos Aborígenes e isleños del estrecho de Torres en toda Australia puedan realizar aportaciones directas al gobierno sobre sus experiencias, ideas y aspiraciones para la Voz.[14] El Grupo Consultivo Superior trabajará durante los dos próximos años para definir el marco de la Voz. El Gobierno había manifestado previamente que celebrará un referéndum sobre la creación de la Voz en los próximos tres años, aunque estará condicionado a los resultados del proceso de estructuración.[15] 

Creación de la Asamblea de Primeros Pueblos  de Victoria

Australia sigue siendo el único país de la Commonwealth que no ha negociado un tratado con sus pueblos indígenas. A pesar de la promesa de un tratado realizada en 1988 por el primer ministro Bob Hawke, tras su recepción de la Declaración de Barunga, se ha realizado poco progreso encaminado a materializar un tratado a nivel federal. Sin embargo, esta falta de avance se ha visto contrarrestado por la adopción de medidas por parte de algunos estados australianos para comenzar negociaciones de tratados.  

En 2016, el estado australiano de Victoria comenzó el proceso de negociación de un tratado con su comunidad aborigen. Una parte central de este proceso fue la creación de un Órgano Representativo Aborigen (Aboriginal Representative Body) que representaría a la comunidad aborigen de Victoria y trabajaría en asociación con el gobierno de Victoria para materializar el tratado. El diseño del Órgano Representativo Aborigen se elaboró basándose en consultas realizadas en toda Victoria, y a principios de 2019 se le dio el nuevo nombre de Asamblea de Primeros Pueblos de Victoria (First People’s Assembly of Victoria).

En noviembre de 2019 se eligió y formó la Asamblea por primera vez. Actualmente está compuesta por 32 escaños, 21 determinados mediante votación de comunidades Aborígenes y 11 reservados para grupos de propietarios tradicionales reconocidos oficialmente. La Asamblea se reunió por primera vez en diciembre de 2019 y eligió a los copresidentes. Los próximos pasos de la Asamblea durante su período de tres años serán establecer un marco para negociaciones de tratado, la Autoridad del Tratado (Treaty Authority) (un árbitro independiente) y la Voz de los Ancianos dentro de la Asamblea.[16]

Clausurada la ascensión al Uluru

Uluru es un sitio sagrado para el pueblo Anangu desde hace decenas de miles de años, aunque el ascenso al Uluru no estaba permitido según la Tjukurpa (ley tradicional Anangu). En 1985 fue devuelto al pueblo Anangu y en el momento de la cesión, el portavoz Anangu, Kunmanara Lester, señaló que aunque a los Anangu no les gustaba que la gente ascendiera el Uluru, se permitiría desde entonces.

Sin embargo, la subida ha causado daños considerables a esta formación rocosa: los desperdicios humanos, las fuentes de agua contaminadas y el constante flujo de turistas han dejado cicatrices en la montaña. Se han registrado treinta y siete muertes en la ascensión al Uluru, lo que ha causado significativo malestar al pueblo Anangu. En 2017, la junta de gestión del Parque Nacional Uluru -Kata Tjuta acordó poner fin a la ascensión, basándose en que la proporción de visitantes que subieron había disminuido por debajo del 20 % y que las experiencias culturales y naturales en oferta eran las principales razones de visita de los turistas.

La decisión no fue unánimemente bien recibida y varios individuos criticaron que el cierre atentaba contra los derechos de los australianos en su conjunto. Resuenan así las críticas realizadas en 1985 según las cuales devolver Uluru a los Anangu significaba que “había sido arrebatado a todos los australianos”.[17] Ello constata una tensión continuada en Australia que refleja el poco respeto que algunas personas australianas no indígenas otorgan a sitios sagrados significativos para pueblos Aborígenes e isleños del estrecho de Torres.  

El 26 de octubre de 2019, coincidiendo con el 34 aniversario de la devolución de Uluru al pueblo Anangu, se clausuró de forma permanente la ascensión. El pueblo Anangu acogió con beneplácito el cierre como una demostración de gestión conjunta de la ley Tjukurpa y ley australiana, con la visión de que el parque se convierta en un lugar donde la ley y la cultura Anangu se mantengan fuertes para futuras generaciones. 

Notas y referencias

[1] Oficina de Estadísticas de Australia, Estimates of Aboriginal and Torres Strait Islander Australians, junio de 2016. Disponible en: https://www.abs.gov.au/ausstats/abs@.nsf/mf/3238.0.55.001

[2] Oficina de Estadísticas de Australia, Prisoners in Australia, disponible en:  https://www.abs.gov.au/ausstats/abs@.nsf/mf/4517.0

[3] Department of the Prime Minister and Cabinet, Closing the Gap Report 2019 (2019), 6-10. Disponible en: https://ctgreport.niaa.gov.au/

[4] Department of the Prime Minister and Cabinet, Annual Report 2017-18 (2018). Disponible en: https://annualreport.pmc.gov.au/node/13

[5] Este informe en general utiliza el término “Aboriginal and Torres Strait Islander” (aborigen e isleño del estrecho de Torres) para referirse a los pueblos indígenas de Australia. El término “indígena” se utiliza al citar otra fuente o cuando forma parte del nombre de un organismo o programa.

[6] Los sitios sagrados Aborígenes del tiempo del sueño son lugares que tienen especial significado para personas Aborígenes y sus tradiciones. A menudo son elementos del paisaje, como rocas, arrecifes, árboles, colinas, fuentes de agua o ríos.

[7] Department of the Prime Minister and Cabinet, Closing the Gap Prime Minister’s Report 2019 (2019), 10. Disponible en: https://ctgreport.niaa.gov.au/

[8] Council of Australian Governments, National Partnership Agreement on Closing the Gap, diciembre de 2018. Disponible en: https://www.coag.gov.au/sites/default/files/agreements/partnership-agreement-on-closing-the-gap_0.pdf

[9] “Joint Council on Closing the Gap”, Communique, agosto de 2019. Disponible en: https://www.naccho.org.au/wp-content/uploads/Communique-Second-meeting-of-the-Joint-Council-on-Closing-the-Gap.pdf

[10] National Indigenous Australians Agency, The Agency, diciembre de 2019. Disponible en : https://www.niaa.gov.au/who-we-are/the-agency

[11] Australian Liberal Party, Our Plan to Support Indigenous Australians, mayo de 2019. Disponible en : https://www.liberal.org.au/our-plan-support-indigenous-australians

[12] Estas abreviaturas después del nombre indican que una persona ha sido nombrada Miembro de la Orden de Australia (Member of the Order of Australia, AM) u Oficial de la Orden de Australia (Officer of the Order of Australia, AO).

[13] Wyatt, K., Senior Advisory Group – Opening Remarks, Media Release, noviembre de 2019. Disponible en: https://ministers.pmc.gov.au/wyatt/2019/senior-advisory-group-opening-remarks

[14] “Voice Co-Design Senior Advisory Group”, Communique, noviembre de 2019. Disponible en: https://www.niaa.gov.au/resource-centre/indigenous-affairs/voice-co-design-senior-advisory-group-communique

[15] Wyatt, K., National Press Club Address - Walking in Partnership to Effect Change, julio de 2019. Disponible en: https://ministers.pmc.gov.au/wyatt/2019/national-press-club-address-walking-partnership-effect-change

[16] First People’s Assembly of Victoria, Inaugural Co-Chairs of First People’s Assembly Elected, diciembre de 2019. Disponible en: https://www.firstpeoplesvic.org/metropolitan/news-metropolitan/inaugural-co-chairs-of-first-peoples-assembly-elected/

[17] Allan, L., and Bowers, M., New dawn for Uluru as climb closure ends decades of disrespect, The Guardian, 26 de octubre de 2019. Disponible en: https://www.theguardian.com/australia-news/2019/oct/26/new-dawn-for-uluru-as-climb-closure-ends-decades-of-disrespect.

Iain Gately tiene formación académica de arqueólogo y ha trabajado con propietarios tradicionales en Pilbara para proteger y registrar su patrimonio cultural, antes de pasar al sector público para trabajar en políticas sobre Aborígenes e isleños del estrecho de Torres. Ha participado en varias auditorías y evaluaciones de importantes programas gubernamentales dirigidos a personas Aborígenes e isleñas del estrecho de Torres. Iain cree firmemente en la importancia de la cultura de los pueblos Aborígenes e isleños del estrecho de Torres como una parte fundamental de la historia de Australia.

Belinda Kendall es una mujer Worimi, Barkindji, Wailwan y Wiradjuri de Nueva Gales del Sur y directora de la empresa aborigen Curijo Pty Ltd. Los estudios y el trabajo de Belinda se han centrado principalmente en servicios sociales y comunitarios, niños y familias y educación para adultos y su pasión es mejorar las vidas y los logros de los pueblos Aborígenes y de isleños del estrecho de Torres y de todos los australianos mediante liderazgo y reconciliación.

 

Este artículo es parte de la 34ª edición de El Mundo Índigena. La publicación es un resumen de los principales acontecimientos que los pueblos indígenas han vivido. Descarga El Mundo Indígena 2020 aquí

Sobre nosotros

El Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA) es una organización global de derechos humanos dedicada a promover, proteger y defender los derechos de los pueblos indígenas. Conócenos

 

 

Mundo Indígena

Nuestro anuario, El Mundo Indígena, ofrece un informe actualizado de la situación de los pueblos indígenas en todo el mundo. Descargar El Mundo Indígena 2020

Contáctanos

Prinsessegade 29 B, 3er piso
DK 1422 Copenhague
Dinamarca
Teléfono: (+45) 53 73 28 30
Mail: iwgia@iwgia.org
CVR: 81294410

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto