• Procesos e Iniciativas Internacionales

El Mundo Indígena 2020: Mujeres Indígenas en la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer

La Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer ( CSW -por sus siglas en inglés) es el principal órgano internacional intergubernamental dedicado exclusivamente a la promoción de la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer; es una comisión orgánica dependiente del Consejo Económico y Social (ECOSOC).

La Comisión desempeña una labor crucial en la promoción de los derechos de la mujer documentando la realidad que viven las mujeres en todo el mundo, elaborando normas internacionales en materia de igualdad de género y empoderamiento de las mujeres.

En 1996, el ECOSOC amplió el mandato de la Comisión y decidió que debería asumir un papel de liderazgo en el seguimiento y la revisión de los avances y las dificultades encontradas en la implementación de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing de 1995.

Durante el periodo anual de sesiones de la Comisión, los representantes de los Estados Miembros, las organizaciones de la sociedad civil y las entidades de la ONU se reúnen durante dos semanas en la sede de la ONU en Nueva York para debatir sobre los avances y las brechas en la aplicación de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing de 1995, el principal documento de política mundial sobre igualdad de género, el documento adoptado por la 23ª Sesión Especial de la Asamblea General de 2000 (Beijing +5)1 así como sobre las cuestiones emergentes que afectan la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.

Durante las sesiones de la Comisión, los Estados Miembros acuerdan medidas para acelerar los avances en esta materia y promover el disfrute de los derechos de las mujeres en los ámbitos político, económico y social. Las conclusiones y recomendaciones de cada período de sesiones se envían al ECOSOC para su seguimiento.

2020, un año estratégico para las mujeres indígenas

El año 2020 es de importancia crucial para la agenda de las mujeres indígenas en la ONU, pues se cumplen 25 años de la adopción de la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing y los ojos de Estados, organizaciones y aliadas y aliados estarán atentos a la evaluación de los logros, los retos y las recomendaciones hacia la equidad de género en un mundo que oscila entre una mayor violencia contra las mujeres y una organización creciente de las mismas. Las mujeres indígenas llegan a este momento con centenares de años de defensa de la vida de nuestros pueblos, de nuestros territorios, de los aprendizajes de 20 años de organización global y con un diagnóstico consensuado sobre las acciones públicas institucionales necesarias para una vida más digna y equitativa de las mujeres indígenas.

En este marco, resulta conveniente hacer un repaso de los2 progresos de la agenda de las mujeres indígenas en las sesiones de la CSW, con un énfasis particular en la sesión número 63 celebrada en 2019 y nuestro paso hacia la 64.

La participación de las mujeres indígenas en la CSW

La primera participación articulada globalmente de las mujeres indígenas tuvo lugar en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer (que dio lugar a la adopción de la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing) de 1995. Desde entonces, con el apoyo de Estados amigos, el Secretariado del Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas, así como ONGes y feministas aliadas, las mujeres indígenas han hecho grandes aportes para lograr, desde una visión indigena, un mundo no solamente con mayor equidad de género y menor violencia contra las mujeres, sino más sustentable.

Particularmente, el Foro Internacional de Mujeres Indígenas (FIMI) ha concentrado sus esfuerzos en este espacio internacional, y facilitado la coordinación para la visibilizarían e incidencia de las mujeres indígenas, para asegurar una presencia significativa en las decisiones tomadas en este foro de alto nivel y la voz de las mujeres indígenas sea incluida en los marcos de trabajo exigibles a los Estados y las instituciones internacionales.

Presentando una voz consensuada, se han abierto espacios para que la visión de las mujeres indígenas y sus reivindicaciones específicas hayan sido visible durante las distintas sesiones de la CSW. La primera ocasión fue durante la sesión 49,3 realizada en 2005; posteriormente llegaron la Resolución 56/4,4 de 2012 (con el apartado Las mujeres indígenas: agentes claves para la erradicación de la pobreza y el hambre); con la referencia a las mujeres indígenas en el documento adoptado en la sesión 57;5 y la sesión 61,6 en la que se reconoció la importancia del empoderamiento económico para el mejoramiento de nuestro involucramiento social, cultural y político y nuestras contribuciones a las comunidades.

En la sesión 627 de la Comisión, que se centró en la equidad de género y el empoderamiento de las mujeres y niñas rurales, las mujeres indígenas tuvieron una aportación muy importante y lograron que en las recomendaciones que la CSW hizo a los Estados y las instituciones de la ONU se hiciera un llamado urgente a considerar en sus decisiones las condiciones específicas de las mujeres indígenas y sus propuestas y demandas.

Durante la sesión 63,8 desarrollada del 11 al 22 de marzo de 2019, FIMI presentó recomendaciones basadas en las siguientes consideraciones que es conveniente destacar.

En primer lugar, se destacó que la intersección entre el acceso al trabajo decente, la protección social, los servicios sociales públicos y la infraestructura son fundamentales para alcanzar la igualdad de género, erradicar la pobreza y garantizar el vínculo social y el desarrollo inclusivo. Además, se resaltó que las mujeres indígenas tienen un menor nivel de participación en la fuerza laboral remunerada, especialmente en el empleo formal, además de tener un menor acceso a sistemas de protección social que atiendan riesgos específicos de género, como la maternidad y las responsabilidades familiares no remuneradas que reducen sus esfuerzos por tener un ingreso propio.

Otro desafío de las mujeres indígenas que FIMI presentó fue el acceso desigual a la educación y la capacitación con pertinencia cultural, la falta de reconocimiento y respeto por los conocimientos tradicionales en las políticas nacionales y la falta de acceso a crédito y facilidades de mercado.

En una dimensión comunitaria, se señaló ante la CSW que las comunidades rurales e indígenas presentan condiciones críticas de vulnerabilidad debido a los proyectos de desarrollo de infraestructura, a pesar de que la Recomendación general No. 34 sobre los derechos de las mujeres rurales señala que los Estados Miembros deben garantizar que los proyectos se ejecuten sólo después de que se hayan realizado evaluaciones participativas de género y de impacto ambiental con la plena participación de las mujeres rurales, y después de obtener su consentimiento libre, previo e informado.

Con base en estas consideraciones, las mujeres indígenas instaron a los Estados Miembros, a las organizaciones multilaterales y a todos los actores claves a considerar las siguientes recomendaciones en coherencia con la Agenda 2030:

1. Garantizar que se brinden inversiones públicas para servicios e infraestructura de protección social con enfoque de género, para apoyar la economía de cuidado no remunerado y para contribuir a la creación de empleo para mujeres indígenas que viven en entornos rurales, con especial atención a jóvenes y aquellas con discapacidades.

2. Promover y proteger los derechos de las mujeres y niñas indígenas mediante la implementación de medidas específicas, garantizando el acceso a educación de calidad, intercultural e inclusiva, atención médica, servicios públicos -incluyendo derechos de maternidad y reproductivos-, recursos económicos, acceso al trabajo decente y a sistemas de justicia para eliminar todas las expresiones de violencia.

3. Invertir en infraestructura sostenible en conformidad con los estándares internacionales de derechos humanos, respetando el derecho al consentimiento libre, previo e informado en todas las etapas y los medios de vida y los conocimientos tradicionales de los pueblos indígenas; incluyendo la protección y el dialogo con defensoras de derechos humanos.

4. Tomar medidas concretas para eliminar la violencia política y estructural hacia las mujeres, particularmente para aquellas en zonas rurales e indígenas, a través del diseño de políticas públicas y programas con su correspondiente asignación presupuestaria, garantizando su plena y efectiva participación y el respeto a su diversidad cultural.

5. Adoptar la recomendación del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas para organizar un diálogo interactivo de alto nivel sobre los derechos de mujeres indígenas, coincidiendo con el 25 Aniversario de la Cuarta Conferencia de las Mujeres para revisar el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible, con especial vínculo con la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los Pueblos Indígenas.

En el párrafo 25 de las conclusiones acordadas durante la sesión CSW 63, se menciona que los bajos niveles de registros de nacimientos entre las mujeres indígenas conducen a una mayor vulnerabilidad a la marginación, exclusión, discriminación, violencia, falta de reconocimiento de la nacionalidad, explotación y abuso. En las recomendaciones se incluyó una mención expresa a la promoción y protección de los derechos de las mujeres indígenas y rurales reconociendo la interseccionalidad de la discriminación y la barrera que significa la violencia, asegurando el acceso a una educación de calidad e inclusiva, a servicios de salud, a servicios públicos, a recursos financieros, a la tierra y los recursos naturales y al trabajo decente.

También se llama a asegurar una participación realmente significativa de las mujeres indígenas en la economía y los procesos de toma de decisiones, a la protección de conocimientos ancestrales y al reconocimiento de que, a menudo, las mujeres indígenas en contextos rurales enfrentan mayores tasas de violencia, pobreza, limitaciones en los servicios de salud y en el acceso a las tecnologías de la información y la comunicación, a recursos y servicios financieros, infraestructura, educación y empleo.

Por último, se llama a reconocer las contribuciones de las mujeres indígenas a nivel cultural, social, económico, político y ambiental- incluyendo la mitigación del cambio climático.

Hacia la CSW 64

En las discusiones de la CSW, la palabra colectiva de las mujeres indígenas ha sido clave para colocar medidas que impulsen a las economías locales para erradicar la pobreza, buscar la soberanía y seguridad alimentaria y el desarrollo sustentable.

La importancia de esta inclusión radica en que las resoluciones y recomendaciones que emanan de la CSW se constituyen un marco muy importante en el que las mujeres indígenas se pueden basar para realizar incidencia en políticas públicas y acciones programaticas, pues son compromisos asumidos por los Estados. Por eso es necesario que las mujeres indígenas

Notas y referencias

  1. Asamblea General, Naciones Unidas. A/RES/S-23/3. Medidas e iniciativas adicionales para aplicar la Declaración de Beijing y la Plataforma de Acción. Consultado 2 marzo 2020: https://www.acnur.org/fileadmin/Documentos/ BDL/2006/4657.pdf?file=fileadmin/Documentos/BDL/2006/4657
  2. ONU Mujeres. La Plataforma de Acción de Beijing: inspiración entonces y ahora. Consultado 2 marzo 2020: https://beijing20.unwomen.org/es/about

  3. Naciones Unidas Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer. E/2005/27 E/CN.6/2005/11. Consultado 2 marzo 2020: https://undocs.org/ pdf?symbol=en/E/2005/27

  4. Naciones Unidas Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer. E/2012/27 E/CN.6/2012/16. Consultado 2 marzo 2020: https://undocs.org/E/CN.6/2012/16

5. Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer. E/CN.6/2013/L.5 Consultado 2 marzo 2020: https://undocs.org/E/CN.6/2013/L.5

6. ONU Mujeres. ”Women’s Economic Empowerment in the Changing World of Work - 2017 Commission on The Status Of Women – Agreed Conclusions”. Consultado 2 marzo 2020: https://www.unwomen.org/-/media/headquarters/ attachments/sections/csw/61/csw-conclusions-61-web.pdf?la=en&vs=5452

7. Naciones Unidas. Informe de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer. E/2018/27 E/CN.6/2018/20. Consultado 2 marzo 2020: https://undocs. org/es/E/CN.6/2018/20

8. ONU Mujeres. Documentos oficiales. Consultado 2 marzo 2020: https://www. unwomen.org/en/csw/csw63-2019/official-documents

9. Naciones Unidas México, Agenda 2030. Consultado 2 marzo 2020: http://www. onu.org.mx/agenda-2030/

10. Declaración de las Mujeres Indígenas en Beijing. Forum ONG, Cuarta Conferencia Mundial Sobre la Mujer de las Naciones Unidas. Consultado 2 marzo 2020: http://www.chirapaq.org.pe/wp-content/uploads/sites/3/2018/03/Declaracion-de-las-Mujeres-Indigenas-en-Beijing.pdf

Articulo elaborado por el Foro Internacional de Mujeres Indígenas (FIMI)

 

Este artículo es parte de la 34ª edición de El Mundo Índigena. La publicación es un resumen de los principales acontecimientos que los pueblos indígenas han vivido. Descarga El Mundo Indígena 2020 aquí

 

CONTINÚA CONECTADO

Sobre nosotros

El Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA) es una organización global de derechos humanos dedicada a promover, proteger y defender los derechos de los pueblos indígenas. Conócenos

 

 

Mundo Indígena

Nuestro anuario, El Mundo Indígena, ofrece un informe actualizado de la situación de los pueblos indígenas en todo el mundo. Descargar El Mundo Indígena

Reciba información actualizada mensualmente cuando se suscriba a nuestro boletín de noticias

Contáctanos

Prinsessegade 29 B, 3er piso
DK 1422 Copenhague
Dinamarca
Teléfono: (+45) 53 73 28 30
Mail: iwgia@iwgia.org
CVR: 81294410

Informar posible mala conducta, fraude o corrupción

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto